sábado, 1 de septiembre de 2012

El expulsado o cómo el tiempo pone a cada cual en su sitio.

Hace unos meses, participando en una página de facebook en la que fuí nombrada administradora por su creador, tuve un "pequeño altercado" con un individuo que pululaba por dicha página en su afán notorio por hacerse escuchar y por el gusto de oírse a sí mismo.
Comentando la foto antigua de una señora a la que conozco, pues existe una cierta relación de parentesco entre ella y yo a través de uno de mis hermanos, el personajillo en cuestión se tomó la licencia de insultar a la mujer, que en la foto contaba con pocos años de edad y estaba en traje de primera comunión. Yo, que soy un poco abogada de los pobres, intenté que aquello no se saliese "de madre", y pedí que se dejasen a un lado las descalificaciones y los insultos, porque entre dos de los usuarios de la página (el susodicho y otro chico) se entabló una conversación un poco rara para mi gusto, porque yo a mis amigos no les llamo "gilipollas" cuando opinan de distinta forma que yo...El caso, y para abreviar, es que yo medié en la "refriega", y pedí por favor que se dejase de insultos, puesto que aquel sitio era un lugar donde los amigos comentaban fotos antiguas, anécdotas e historias de nuestro pueblo, y no era de recibo el lenguaje usado, más aún, teniendo en cuenta que se estaba insultando a una persona a la que yo conocía y no podía defenderse.
Pues bien, el señor éste, que presumía de demócrata, flexible con las ideas ajenas y "libertador" de España, se permitió el lujo de inultarme, haciendo alusión a cierta punta de una parte de su anatomía (que creo es la que utiliza para pensar) para hacerme ver que él decía lo que le salía de dicha parte, y que yo no era NADIE (con mayúsculas, que es la forma en que se grita por estos lares cibernéticos) par decirle lo que debía o no pensar. Me hizo ver que mi comentario le recordaba a la información que se daba durante la dictadura (o sea, me llamó facha, con todas las letras), y que si quería "imponer" mis ideas para éso tenía mi muro en facebook, existían los blogs, etc, etc..... Me "invitaba" amablemente a que me fuese a freir monas, y es lo que hice, no sin antes agradecer al creador de la página "su apoyo" y deseándoles a todos que les fuese bien en adelante.
La historia se podría haber quedado así, pero hete aquí que ayer me cuentan que han expulsado al personajillo en cuestión de aquella página, ".....por llamarme fascista e insultos varios a mi persona, por lo que he decidido echarlo. Debería haberlo hecho antes, pero al menos espero que ahora haya paz....", palabras del creador de la página. Alucino, como decían los jóvenes de los sesenta........
A mi memoria llega ahora aquella historia, cuyos términos no recuerdo muy bien, pero sí su mensaje, en el que una persona iba viendo cómo se llevaban noche tras noche a vecinos, amigos, familiares, y los fusilaban, en plena guerra civil, pero como con él no iba la historia, no se preocupaba....hasta que una noche le tocaron a su puerta......
He leído mensajes de apoyo y solidaridad con el "compañero" insultado, ánimos para que siga adelante, gente que aunque antes daba al "Me gusta" en los comentarios bochornosos del expulsado ahora resulta que no era tal santo de su devoción, personas que han visto como sistemáticamente se insultaba y que lo único que hacían era cerrar los ojos.....¡Cómo cambia la película cuando el que "mueve los hilos" es atacado! No importan los números bajos, aquí lo que respetamos son los macronúmeros.
Pues bien, con su pan se lo coman, y como decían en mi pueblo, ajo y agua, que se lo han buscado, por "bienquedas" y pasotas, cobardes que no se atreven a decir MU no sea que les corneen.