jueves, 8 de diciembre de 2011

¿MIRAMOS HACIA OTRO LADO?

Crees que lo tienes todo controlado y algo te acaba diciendo que no, que nada se controla, que el mundo es incontrolable.
Llega esa chica y te cuenta su historia de dolor y de culpa, y remueve en tus recuerdos, y te vuelve a doler el pasado, y ves lo injusto que es todo y lo pequeña que eres.
Ayer te comías el mundo y lo tragabas con un simple sorbo de agua y hoy se te atraganta y no puedes con él.
Le dices que tire para adelante, que corte con ese ser que le hace daño, que ella es una persona, no es una mierda como le quiere hacer creer.
Y mientras le dices esto las palabras retumban en tu cabeza como una enorme campana dando las doce.
Le repites que vale mucho, que tiene dos manos y una cabeza bien amueblada, y te dices entonces que por qué no te aplicaste ese cuento a ti misma mucho tiempo atrás.
En fin, estoy aquí, dando consejos baratos de persona que lo sabe todo cuando en realidad tengo mucho que aprender.
¿Quiénes somos nosotros para aconsejar?. Si no somos capaces de manejar nuestro propio timón, ¿cómo vamos a ser capaces de llevar el barco de los demás?.
¡Qué prepotentes somos!. Cuando tenemos un hijo creemos ser los mejores padres, cuando conducimos los mejores conductores, en el trabajo los primeros, nuestros hijos los más guapos y los más listos, en fin, todo gira en torno a nuestro ombligo.
Por eso, quién soy para decirle a nadie que diga "¡BASTA!, que no deje que la traten como a una basura, que coja a sus hijos y le diga a esa "persona" "¡POR AHÍ TE PUDRAS!". ¿Quién soy yo para explicarle a alguien que nadie tiene derecho a llamarle puta, ni golfa ni nada por el estilo, y que no debe dejar que le vuelva a poner la mano encima?. ¿Quién soy yo, si a mí no me importa?. Yo tengo mi familia, mi casa, soy ahora totalmente feliz, entonces, ¿por qué implicarme?. Yo no soy nadie para dar consejos. Creo que es mejor que le haga caso a la Asistenta Social, que le dijo que le echase una mano a su pareja, que le diese otra oportunida porque "el pobre, tiene problemas....".
La verdad es que yo, como muchas otras personas, no sé nada, y en estas "cosas de matrimonios" es mejor no meterse, como recomiendan muchos. Que las arreglen ellos, aunque luego se vea en las noticias que ha subido el número de mujeres víctimas de malos tratos.
Pero bueno, solo sé que no sé nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario