sábado, 5 de marzo de 2011

CON LA IGLESIA HEMOS TOPAO

Desde tiempos inmemoriales, se ha concedido la nulidad eclesiástica a todo aquel que tuviese dinero e influencias para comprarla. Estas personas, una vez deshecho su primer matrimonio, volvían a casarse por el rito católico y aquí no ha pasado nada. Tú,  anónimo y de a pie, te divorcias y ya no puedes contraer nupcias por la iglesia, porque ésta no tolera que dos personas que han dejado de quererse rompan su relación. Según la Santa Madre Iglesia, tienen que estar juntos hasta que la muerte los separe, y ésto último desgraciadamente ha ocurrido muchas veces, por aguantar a una pareja que te maltrata, pero claro, ségún dicen los "santos padres", la mujer obedecerá al marido, parirá todos los hijos que Dios le dé y acepatará resignada su destino, porque de ella será el Reino de los Cielos.
Yo soy creyente, hasta donde puedo, es decir, no creo en el Papa, que pasa de un día para otro de Cardenal a Santo, no creo en los que utilizan los medios de comunicación para difundir sus ideas y atacar a los demás, en suma, no creo en esta oligarquía tal y como está constituida. No concibo que el Vaticano tenga su propio gobierno, su banco y su ejército. El poder corrompe, y me da miedo que algunos se conviertan en talibanes intransigentes, tal y como eran cuando existía la Inquisición.
Creo en que existe un Dios, al menos quiero y necesito creerlo, respeto a muchos sacerdotes, por buenas personas, y a los misioneros, que se juegan la vida por los demás, y gracias a estas personas, aún sigo teniendo fe.
Un día le preguntaron a Jesús si era de rigor pagar los impuestos a Roma, a lo que contestó "Al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios". Desgraciadamente ha cambiado mucho la historia en estos 2000 años, y la Iglesia Católica siempres se ha inmiscuido demasiado en las "cosas del César", utilizando su poder para gobernar sobre los hombres.
Si el Reino de Dios no es de este mundo y Cristo se negó a convertirse en paladín para la causa judía contra el opresor romano, ¿porqué la iglesia que fundó Pedro se mete en asuntos políticos?.
Aquí en España existe una sociedad multiconfesional, y también hay agnósticos, por lo que no pueden ni deben querer imponer sus mandatos.
La familia, ¿qué es para ellos la familia? ¿cómo se atreven a despreciar a homosexuales, divorciados, a cualquiera que no se haya casado por la iglesia?¿en qué mundo viven?. Para mí que hay mucha hipocresía escondida tras los golpes de pechos en los templos.
El respeto a las libertades es el mejor modo de expresar el AMOR con mayúsculas. Este sentimiento no tiene ni sexo ni ideología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario